El Consell aprueba las bases reguladoras para la concesión de ayudas para actuaciones de emergencia en la India para paliar los efectos de la COVID-19

16/07/2021

- La Generalitat destina 250.000 euros para hacer frente a la crisis sanitaria en el país
- Las ayudas de emergencia se centran en la dotación de recursos sanitarios para la atención a los y las pacientes COVID-19



El Pleno del Consell ha aprobado el decreto de bases reguladoras y la concesión de ayudas para realizar actuaciones de emergencia que contribuyan a paliar la situación ocasionada por la COVID-19 en la República de la India.

A través de este decreto se destinan 250.000 euros para hacer frente a la crisis sanitaria en el país a través del Comité de Ayuda Humanitaria de Emergencia de la Comunitat Valenciana (CAHE).

El pasado mes de junio el CAHE acordó destinar esta cuantía tras recibir información de los agentes de la cooperación valenciana que actualmente se encuentran en el terreno.

El objetivo de estas ayudas de emergencia es paliar la grave situación que se vive actualmente en el país, mediante el proyecto 'Oxígeno para la India' de la Fundación Vicente Ferrer, que dotará de recursos sanitarios de oxigenoterapia y atención médica adecuada a pacientes de coronavirus en el Hospital de Bathalapalli, centro que actualmente está sufriendo un grave déficit.

Proyecto 'Oxígeno para la India'

Desde el pasado mes de abril, la India se ha convertido en el epicentro global de la pandemia COVID-19 y sigue un ritmo de crecimiento exponencial causado por una variante más virulenta del virus SARS-CoV-2, en un país con uno de los sistemas sanitarios más precarios del mundo y más de 175 millones de personas viviendo bajo el umbral de pobreza extrema.

De acuerdo con los datos de la OMS, la India tiene más de 29 millones de casos confirmados, con 62.224 casos nuevos diarios y 379.573 muertos, con 2.542 nuevos diarios.

La necesidad de oxígeno es la máxima prioridad para enfrentar esta crisis sanitaria. Los recursos de oxígeno líquido, bombonas de oxígeno, cargas de oxígeno o concentradores, imprescindibles para la atención a los y las pacientes COVID-19 en situación crítica, no son suficientes para esta emergencia dada la limitada capacidad del sistema sanitario, generada por una precaria inversión de los gobiernos en el sistema de salud público.

Arxius relacionats